Blogia

Zombi: blog cerrado. Nuevo blog: http://zombi-blogia.blogspot.com

Empezamos mal el 2009

Este vídeo que os ofrecemos es un teaser de Dead Snow (Dod Sno) de una escenita prototípica de cientos de películas de muertos vivientes: los muertos rodean la casa, los protagonistas se lían a colocar muebles en las ventanas y la típica chica de pelo largo se acerca demasiado a una ventana... Novedosísimo, vamos... No entiendo como alquien puede pensar que con un teaser así va a captar la benevolencia del público, os lo juro.

Han surgido dos nuevas películas demasiado independientes con una pinta de infumables que ni os lo podéis imaginar.

La primera es Romeo and Juliet vs. the Living Dead: Julieta es una humana que se enamora de Romeo, un muerto viviente, un zombi. No me extraña nada que sus padres se opongan a esta relación, ¿qué otra cosa podrían hacer? Aquí tenéis el trailer.

La segunda es todavía peor... Se titula Zombie Chearleading Camp y la acción tiene lugar en un campamento de animadoras, que empezarán pidiendo una A y acabarán pidiendo cerebros. Aquí os dejamos el trailer. Un infierno...

Ojalá estas películas no sean la tónica habitual del año que acabamos de empezar...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lo mejor del 2008 ¡y feliz 2009!

Os deseamos que vuestros deseos apocalípticos se vean colmados en este nuevo año que estamos a punto de estrenar. Que llevéis a buen puerto todos esos pequeños propósitos milenaristas de año nuevo, desde conseguir hacer más de 200 metros seguidos en bici sin pararse a tomar una cervecita o cómo rayos colocar un panel solar, hasta aprender los pormenores de la conservación de los alimentos y la obtención de agua potable incluso en los ambientes más hostiles. Lo de disparar a la cabeza sin titubeos yo me lo dejo, en un alarde de sangre fría, para el 2010.

He estado recapitulando lo que hemos visto este año 2008 en el panorama zombi mundial, y tampoco ha sido como para tumbarnos de gozo y dicha, pero no nos podemos quejar. Todavía recuerdo con horror los años noventa, ese cuasi erial del buen género zombi. Bien pensado, lo cierto es que los noventa son una época especialmente lamentable en muchos aspectos...

Como decía, recapitulando, tenemos, a mi modo de ver las cosas, a LA GRAN GANADORA DEL AÑO 2008: la miniserie británica DEAD SET. (Mención especial para la serie, también británica, Survivors).

En cuanto a películas, creo que no ha habido un ganador que merezca serlo, pues todo palidece al lado de DEAD SET. Pero, pese a ello, podemos nombrar The Mist o películas independientes como Mulberry Street o The Signal, por aportar cosas muy interesantes al género zombi/apocalíptico. Mención especial al fiasco de Romero de Diary of the Dead. Ánimo, Romero, que no pasa nada, que te pagamos un billete a Londres o a Manchester para que te recicles, viejo amigo...

En cuanto a los cortos, el ganador, fuera de toda duda, es I love Sarah Jane. 

El premio al mejor vídeo musical es para Metallica y su All Nightmare Long.

En lo referente a la literatura hay que destacar los aciertos de la editorial Almuzara (y su sello Berenice) de editar las obras de Max  Brooks en español. Gracias, amigos, por expandir el virus. Como dije «literatura», no mencionaré AZ, jejejejeje. Es broma. Mencionaré el AZ de Loureiro: bien merecería pasar su primera parte por las llamas de una buena queimada, a no ser que Manel saliera de su mutismo y defendiera lo indefendible.

En el apartado de los juegos de ordenador o consola, creo que bien merecen coliderar el año dos juegos: la fase extra del Call of Duty en la que debes defenderte del ataque de los zombis nazis, y el fabuloso Left for Dead. A ver esos modes, amigos...

Y ya para terminar, quisiera recordar a dos personas que han fallecido este año: Charlton Heston (que es humano a fin de cuentas y fue un gran Neville) y la hermosísima, valiente y siniestrísima Maila Nurmi (la Vampira de toda la vida). ¡Un beso, guapa!

¡Nos vemos el año que viene! ¡SOBREVIVE! ¡LEE ZOMBI.BLOGIA!

La gripe y la crisis

He pasado un par de días infernales. Hoy creo que no he tenido fiebre, y muy probablemente ayer por la tarde tampoco, aunque no pondría la mano en el fuego por esta noche... Gracias al cielo que el cuarto de baño de mi búnker es tan pequeño que, cuando me mareé al tratar de sonarme los mocos a las tres de la madrugada, me pude agarrar casi al mismo tiempo de la puerta, la mampara de la ducha y el lavabo (además, de caer, te ves obligado a caer de pie, como los gatos, vamos). Si no, os juro que ahí estaría en estos momentos, desnucado. Admito, de todos modos, que no soy precisamente un enfermo modélico: soy un paciente totalmente melodramático. Pero es que muchas veces no es para menos...

El caso es que he descubierto que la epidemia de gripe de este año está causando verdaderos estragos y todo viene elevado al cubo de manos de la crisis interplanetaria en la que nos vemos inmersos.


Extraído del 20 minutos de la Comunidad Valenciana. 


La gente, aquejada de gripe, no pide cita para acudir a su centro de salud por miedo a ser despedidos de su trabajo, de modo que las urgencias por las tardes/noches se colapsan como si de un Apocalipsis Zombi se tratara. Amigos de zombi.blogia, si hay un factor que puede agravar, y mucho, un Apocalipsis Zombi, éste no es otro que La Crisis, pues nuestros compañeros de trabajo, aun infectados y mordidísimos, acudirán a cumplir con su horario laboral aunque el sol salga por el Oeste.

Y por si os lo preguntabais... sí, efectivamente, hoy por la mañana, aun cuando he dormido solo tres horas y repartidas en tres tomas (con su dosis de paracetamol en medio; no sé cómo me lo monto, pero siempre me toca la tercera toma a una hora surrealista), he acudido puntualmente a mi cita con el destino laboral... mierda de vida.

EDITADO: 

30/12/2008
Como dice el rey Arturo en el Excalibur de John Boorman: «DESCONOCÍA LO VACÍO DE MI ESPÍRITU HASTA QUE LO HE LLENADO». Ya me encuentro mucho mejor.

Feliz Navidad y películas de zombis para ver en familia

Espero que este año no sea el último antes del inminente Apocalipsis Zombi. De cualquier manera, que no os pille con la guardia baja: una partida de langostinos tailandeses del Lidl puede ser el principio del fin, tenedlo muy presente. Un consejo: un centro comercial en estas fechas pasa a engrosar la lista de lugares non gratos en caso de epidemia zombi (junto a las comisarías y los hospitales), pues más de uno acudirá, aunque sea mordido, a hacer las pertinentes compras navideñas.

A continuación una serie de películas de género zombi recomendadas para ver en familia (artículo que me sugirió Vodevil en un comentario) en estas fechas (dejando de lado Silent Night, Zombie Night, que reseñaba el otro día nuestro amigo NEO en su Amanecer zombie, pues tiene pinta de ser infumable, jejeje, y además no sale hasta mediados de enero, ¿ein?, eso sí que es marketing del bueno):

Scooby Doo en la isla de los zombis: peliculón donde Scooby Doo y demás amigos se adentran en una isla pantanosa repletita de muertos vivientes. ¿Podrán sobrevivir al Apocalipsis Zombi? Además, disfrutaréis del primer uso de la cámara en mano en una peli de zombis, jejejeje... 

 

¿Estamos muertos o qué?: joya de finales de los ochenta en la que Treat Williams, el hippie alocado de Hair, interpreta a Roger Mortis, un poli que se convierte en zombi no infeccioso. Las risas alcanzarán límites insospechados cuando veáis a las truchas y los patos (a la naranja) zombificados. Desde el minuto uno se nos hace saber que el director y el guionista abusaron de ciertas sustancias psicoactivas mientras realizaron sus labores respectivas. 

 

La divertida noche de los muertos vivientes 2: la primera es mucho mejor, pero puede que alguna mente puritana os ponga mala cara si ve que sus hijos están viendo cómo una punky ochentera baila desnuda entre las tumbas de un cementerio (y se pasa el resto de la peli de igual modo hasta que finalmente se la comen). Cómo disfruté de niño con esas escenas... En la segunda parte, uno de los protagonistas es un niño, de modo que cualquier pequeñuelo entre ocho y once años desarrollará empatía hacia este personaje y se meterá de lleno en la película.

 

Están vivos (They live!): de Carpenter, que no son zombis, que son extraterrestres con pinta de podridos, pero como si lo fueran. Conspiración, el mundo de las apariencias, crítica hacia el consumismo, pelea absurda entre los protagonistas carismatiquísimos, gafas mágicas, resistencia en plan V... una auténtica joya, vamos.

 

Hard Rock Zombies: una película increíble, por lo incoherente de su guión/realización y lo pasmado que te quedas tras ver siquiera un fotograma. Si tenéis un sobrino heavy ésta es vuestra elección, sin duda. Os pasaréis el resto de las navidades cantando los estribillos de las canciones y bailando como un zombi heavy.

 

C.H.U.D.: Canibalistic Humanoids Undergroung Dwellers, titulada astutamente en los países de habla hispana como Caníbales Humanoides Ululantes Demoníacos, es una película tremendamente cutre que hará pasar un gran rato a toda la familia. Unos seres demenciales habitan en las cloacas de Nueva York y pronto empezarán a salir a la superficie en busca de carne fresca que llevarse a la boca. No son zombis, pero dan náuseas, no hay contagio, pero hay mordiscos. Tiene un detalle que me dejó loco la primera vez que la vi: cuenta con la participación de John Goodman (aparece en el segundo 00:28, no os lo perdáis) en uno de sus primeros papeles. Hace de policía que entra en un bar, se pide una hamburguesa con queso y le mira el culo a la camarera, y antes de que se termine la cheeseburger, los extraños seres de las alcantarillas irrumpen en el bar y los masacran a todos.

 

Y posiblemente la mejor opción, LA NOCHE DEL COMETA, peliculón ochentero apocalíptico donde lo haya, con zombis, científicos malvados, con Roberto Beltrán (Eating Raoul) como héroe camionero tipo duro, niño zombi y canción de Cindy Lauper (aunque no está cantada por ella, sino por Tami Holbrook) en momentazo looting (Girls just wanna have fun!). Esta película es para mí de lo mejorcito de este planeta. Si tuviera que salvar tan solo una película de la quema, escogería ésta sin dudarlo. Las demás son contingentes, pero La noche del cometa es necesaria. La hemos mencionado en múltiples ocasiones en zombi.blogia, pero nunca me decido a acometer la tarea de hablar en profundidad de ella...

 

Pues lo dicho, que feliz Navidad y próspero año nuevo y esas cosas tan bonitas que nos deseamos en estas fechas, antes de volver a desearnos la muerte unos a otros...

 

Zombie honeymoon 2

Zombie honeymoon fue una apuesta interesante y peculiar de David Gebroe, su director y guionista, por traer algo fresco al género zombi en 2004. Ahora, sabemos que se está preparando la segunda parte, cosa que no me parece un acierto, dado que el éxito de Gebroe era esa savia nueva del amor entre marido-zombi y mujer, y los líos en que se metía el marido al no poder evitar comerse al cartero comercial o al botones del hotel. ¡Algo tenía que hacer el hombre para saciar su hambre! y no zamparse a su mujer a la que tanto quiso en vida, y por la que sigue sintiendo un profundo amor aun fallecido. Siempre puede hacerse una segunda parte sin repetir punto por punto la trama de la anterior, está claro, y ojalá sea este el caso. 

Está claro que la primera parte no fue la película de zombis que a todos nos vuelve locos: apocalíptica, terrorífica, el fin de la sociedad actual, la lucha por la supervivencia, etc., pero, como digo, me pareció que valía la pena verla, precisamente por no ser nada de eso.

Gebroe dijo a Fangoria el otro día: «He mantenido unas conversaciones con la actriz principal, Tracy Coogan, acerca de que repita su papel de Denise, y ambos estamos muy contentos con la idea de volver a trabajar juntos. Sólo nos falta la financiación y nos pondremos a trabajar. Siempre pensé que nunca haría una secuela a no ser que la primera película hubiera sido un éxito, y Zombie honeymoon lo fue, sin lugar a dudas, por lo que habrá mucha gente interesada en seguir la trama».

Mangue negro, Mud Zombie

Brasil tiene una nueva película de zombis que ofrecernos. Y parece más interesante que Porto dos mortos. El título original en portugués de Brasil es Mangue negro, «manglar o mangle negro», título bastante más interesante que el internacional, que será Mud Zombies, «zombis de barro».

 

El argumento, extraído de su página web oficial, es el siguiente: en una comunidad de pescadores y cazadores paupérrima y anclada en el pasado, la naturaleza decide mostrar su lado más oscuro. Del manglar, de donde la comunidad obtiene su alimento, surgen zombis devoradores de carne humana. Nadie sabe qué causa la «contaminación». Lo importante es huir y sobrevivir, para huir de nuevo. A cada mordisco, padres, amigos y hermanos se transforman en criaturas abominables. Frente a un horror que no retrocede ni con la luz del día, que afecta incluso a peces y crustáceos, un superviviente se revela diestro con el hacha y un desastre a la hora de declararse a la morenaza que le hace latir el corazón.

Se trata del primer largo de su joven director, Rodrigo Aragão, que se inició en la industria cinematográfica con el maquillaje y los efectos especiales (aunque nadie lo diría, dado que si algo se le puede reprochar a la película, a bote pronto, es precisamente que el maquillaje de los zombis parece particularmente cutre, al menos en algunas de las fotos) y que ha realizado los cortos Chupa Cabras (2004), Peixe Podre (2005), Peixe Podre II (2006). Parece ser que siempre ha ambientado sus historias en el área de Brasil de donde es oriundo, Perocão, una zona de pescadores de Guarapari, lugar en donde «el conflicto entre el bien y el mal sólo ofrece dos opciones: rezar o rezar corriendo». Interesante... 

 Os dejo con uno de los carteles y algunas imágenes:


Aragão reconoce la fuerte influencia que tiene su cine de la trilogía Evil Dead de Sam Raimi, y es que se nota, ¿verdad?

 


— Se me ha caído una lentilla blanca.
— ¡No me jodas, Rafa! ¿Por dónde? 

 


— ¡Cooorten! Mírame con mala leche niña, por Dios... Venga, va, la damos por buena.

 


¡La encontré!

 


¿A ver, nietecito, cómo me habéis sacado? Espero que guapa ¿No me iréis a poner en el yutube ese?

 


— Te juro que tengo una sanguijuela ahí mismo...
— ¡Aprovéchalo para el papel!

 

The homecoming, de Sergio G. Sánchez

 

Sergio G. Sánchez, guionista de El orfanato, dirigirá, o debiera estar dirigiendo ya, un largometraje apocalíptico y mágico titulado The homecoming. Se rodará en inglés, de ahí el título. No salen zombis, pero es lo bastante apocalíptica como para reseñarla en zombi.blogia.

El argumento al que podemos acceder es muy interesante: Nate y Alice, hermanos de unos ocho años de edad, están pasando los últimos días del verano con sus padres en una pequeña cabaña en una isla muy remota, cuando reciben la noticia de que sus padres se van a separar. Cuando abandonan la isla y llegan a la ciudad más cercana, descubren que todos sus habitantes han fallecido. Y se trata de un fenómeno global. Poco a poco descubrirán que no son los únicos supervivientes a la catástrofe planetaria, y que el resto de supervivientes suponen una amenaza y son altamente peligrosos. Finalmente regresarán a su hogar, donde encontrarán la respuesta a todas sus preguntas...

En una entrevista realizada hace un año aproximadamente dijo: «The homecoming la rodaremos en noviembre de 2008, en inglés. Es una película de sorpresa y engaño, una fábula, en un bosque. No diré nada más porque siempre me da un poco de miedo hablar de estas cosas. Voy con muchas ganas.»

A mí me ha encantado la sinopsis, ¿a vosotros?

Ah, el imposible retorno a la infancia...

The Horde, escenas del rodaje, y París infestada de zombis

 

En Francia ha resucitado el género zombi y con mucha fuerza. Este año se fraguan dos películas para nuestro disfrute. 

Si os gustó el cartel (y el primer zombi que nos mostraron) de la próxima película de Yannick Dahan (producida por Xavier Gens), La Horde, me imagino que disfrutaréis tanto como yo algunas escenas del rodaje (aunque estén en francés). Resulta impresionante ver esa multitud de zombis rodeando el coche, ese sinnúmero de brazos ensangrentados pugnando por llevarse un pedazo de carne fresca... Fantástico.

De postre, una hermosa y muy trabajada imagen del storyboard y una claqueta de la película.


¿No os recuerda a los cazafantasmas?

 

En estos momentos se encuentra en postproducción la película Paris by Night of the Living Dead, una película de zombis y artes marciales francesa. Los campos Elíseos nunca estuvieron tan atestados de muertos vivientes como hasta ahora. Cuenta con un interesante vídeo sobre el rodaje: You don’t mess with the french zombies! En you tube podéis ver el trailer de menos de un minuto de duración y que no me causó muy buena impresión en su momento. Podéis visitar su MySpace y su Facebook para encontrar más información e imágenes.

Hongo apocalíptico: la mano del zombi

Iván, un amigo mío, sabedor de mi apetito por la carne putrefacta y el milenarismo, me ha enviado estas fotos extraídas de Orimath. Al blogger le ha crecido esto entre sus plantas y huele a muerto:

A mí me hubiera dado un paro cardiaco...

El caso es que en dicho blog se preguntan qué clase de hongo es éste, que bien parece la mano de un zombi que pugna por salir de la tierra removida del cementerio. Dejando a un lado la polémica que en Orimath ha suscitado el comentario del blogger refiriéndose a la mano del zombi como «planta», los anónimos mensajes hirientes subsiguientes y el comentario que más gracia me ha hecho («los indonesios conocen formas de matar que ni tan siquiera puedes pronunciar»), el factor estético de tener esa manita de muerto en una maceta viste mucho. 

Se plantean en ese blog varias hipótesis al respecto de la filiación de la mano muerta:

Se trata de un Clathrus archeri, también conocida como «los dedos del Diablo». Pues se da un aire, aunque el Diablo, mejor no mentarlo, no vaya a cerrar las puertas del Infierno ahora mismo.

Solo espero que no se trate de lo que también insinúan algunos: un vulgar Lysurus cruciatus o «garra de lagarto».

Lo que está claro es que se trata de un falo, impúdico o no, eso ya es otra historia... Me quedo con la mano del muerto, la mano del zombi.

Querido maese Copépodo, recurro a usted. Por favor, ilumínenos con el Faro de Alejandría de su conocimiento.

EDITADO: Nuestro querido Copépodo, el rey del blogoplancton, nos envía este mensaje por correo:

Perdona por la tardanza, pero de todas formas me temo que no voy a poderte servir de ayuda. Está claro a qué tipo de hongo pertenece y efectivamente yo diría que es de la familia de las faláceas (Phallaceae). El basidiocarpo (la seta, vaya), tiene una forma bastante rara y en vez de sombrerito expone su himenio (superficie productora de esporas) a modo de dedos. Ahora, confirmarte de qué especie se trata (y más aún procediendo de lugares exóticos, como Indonesia), no sólo está más allá de mis posibilidades sino que es bastante difícil sin contar con la ayuda de un botánico local o de bibliografía específica. Creo que no se trata de ninguna de las dos especies que mencionas en el blog, pues las imágenes son muy distintas.

Abrazos

¡Muchas gracias, querido Copépodo, por tu tiempo y tu sabiduría! Nos quedamos, pues, con la nomenclatura prosaica de mano del muerto.

El yo y el otro tras el Apocalipsis

Quién mejor que Leopoldo María Panero para darnos una clase magistral de supervivencia postapocalíptica. Su conclusión acerca del hombre libre es que no es sino presa de sí mismo y por tanto se inclina naturalmente a destruir al otro. Estoy de acuerdo con los teóricos del asociacionismo como algo positivo para la supervivencia, pro no lo estoy menos que con las palabras de un comentario de Koryrik del otro día, que se pueden resumir en lo siguiente: si realmente quieres sobrevivir a un Apocalipsis Zombi, has de matar supervivientes.

Para interpretar las palabras de Panero en este sentido, basta sustituir «cárcel» por «sociedad actual», y «libertad» por «postapocalipsis». 

Os recomiendo encarecidamente que veáis la nueva serie apocalíptica de la BBC de la que os hablé hace poco: SURVIVORS. En ella se hace una muy buena reflexión acerca del individuo y la sociedad, el viejo tema de civilización o barbarie, Ariel o Calibán. El siguiente capítulo será el quinto de un total de seis. 

Campaña viral

Bloguer in the shadows me ha enviado este vídeo encontrado en vidaextra. Allí se habla del bajón survival que ha pegado la franquicia y del subidón shooter que ha recibido. Curioso el uso de actores de carne putrefacta y hueso.

Aquí la web oficial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nuevo vídeo de Metallica: All nightmare long

No soy ningún fan de Metallica, pero este vídeo os resultará interesante...

Goonies asilvestrados postapocalípticos: I love Sarah Jane

Athman, nuestro amigo milenarista, nos ha enviado un corto fantástico (que acaba de participar en el festival de Sundance) sobre unos niños que tratan de sobrevivir a un Apocalipsis zombi. A la consabida bicicleta se le añaden arcos, gasolina, una cocina que parece Beirut en sus peores épocas y una desbrozadora. Los diálogos tienen un aire tarantiniesco con tanto fucker motherfucker. También hay amor, mala leche e ingenuidad infantil. Vamos, que me ha parecido estupendo.

Está dirigido por Spencer Susser. Sarah Jane es interpretada por Mia Wasikowska, que encarnará a Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton. También sale en Rogue, una de esas de cocodrilo brutal vs. turistas en Australia, que no recuerdo si es la que vi en la última muestra del Sci-fi de Madrid.

¡Gracias, Athman! =D

 

Nuevo trailer de Dead Snow (Dod Sno)

En este enlace podréis ver el nuevo trailer de la película noruega de zombis nazis. Parece que igual será menester embriagarse para verla hasta el final. Aun con temor a equivocarme, creo que será similar a la Flight of the living dead; es decir, mala pero entretenida. Para ver con los amigos y hacer audiocomentarios jocosos. Estos zombis nazis no están tan anquilosados como los zombis romerianos, aunque no llegan a ser los triatletas rabiosos de la saga 28 días. Lo del vaho zombi sigue siendo un misterio por desvelar. Lo mismo que no estén tiesos como un frigopié bajo ese manto de nieve. No tienen sangre, ¡tienen anticongelante! Eso lo explicaría todo.

Alpha_Dog live journal

(Espero que este artículo no levante muchas ampollas, amigos milenaristas).

Habría que remontarse unos 7 años para vivir in situ la emoción con que se recibían las entradas del diario de Alpha Dog. Con este artículo queremos honrar su memoria como uno de los primeros y mejores precursores de los muertos vivientes on-line de la historia.

En zombi.blogia no hemos tratado con anterioridad este tema por resultar un tanto escabroso y difícil. Si os preguntáis los motivos de esta afirmación, pronto veréis por qué. Muchos los conoceréis de sobra. Trataré de resumir (como veis no se me ha dado muy bien) los pormenores de su magnífico diario apocalíptico.

Está escrito en forma de diario, algo muy habitual por aquel entonces en los livejournals (desterrados ahora por los blogs). Narra el día a día de un británico que acaba de regresar a Inglaterra y ha recogido un perro en la calle que se suma a los otros dos con que cuenta en su hogar. Esa misma noche ve las noticias de la BBC y se entera de que una sonda espacial acaba de estrellarse en Utah, EE. UU. La temperatura está inusualmente alta para la época del año y depués un avión se ha estrellado en algún lugar de Europa. Entonces una serie de tormentas asolan el Reino Unido... Un grupo de 50 ballenas ha encallado en la costa este de América sin motivo aparente. no para de llover y de llover... ¿Es el maldito fin del mundo?

Sigue lloviendo. Tras ir al centro a hacer unos recados se percata de que la presencia policial se ha cuadruplicado cuanto menos y todos llevan chalecos antibalas. Ha visto movimientos del ejército de tierra, cosa muy poco frecuente, sobre todo teniendo en cuenta que no los había visto en cinco años y vive muy cerca de una de sus bases. Chateando con un americano que vive junto a una base aérea descubre que estos días hay más tráfico allí que durante el primer mes de la operación Tormenta del Desierto. Otros internautas opinan que se trata de medidas antiterroristas... una teoría que encaja con el caso británico, dado que los terroristas islámicos amenazaron que el siguiente en caer tras el 11-S sería el aliado de los americanos, la pérfida Albión. 

Realiza otra visita el centro de la ciudad para equiparse con comida, papel de fumar y demás objetos necesarios para la acampada de varias semanas que tiene previsto llevar a cabo en unos días. Resultan alarmantes las desapariciones de personas que se están dando con demasiada frecuencia en los últimos días. Hay brotes de legionela en Inglaterra. Helicópteros en la noche, perros, policías y neumáticos chirriando por las calles. ¿Qué demonios está sucediendo? Se habla de un virus en EE. UU. pero solo de pasada en los noticiarios. 

El cielo se ha teñido de rojo... ¿solo el cielo? Es como si sus ojos lo vieran todo a través de un filtro rojo. Y hace mucho calor. La legionela campa a sus anchas por doquier. Y entonces llega el momento en que recibe el consabido consejo de «permanezcan en sus casas» y que algunos ciudadanos han dado muestras de «comportamientos violentos». Y que si se ha de salir de casa por alguna emergencia se ha de tener especial cuidado en evitar el contacto con «personas con aspecto poco usual» y que no se han de emprender ningún tipo de acción contra este tipo de personas, a parte de ponerlo en conocimiento de las autoridades locales. Los movimientos bancarios han sido congelados para evitar el desplome de la economía en EE. UU. La gente opina a partes iguales que se trata de Al Qaeda o de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Cuarentenas, infectados, inundaciones, datos confusos, gente desaparecida, el CDC, la NASA y la Guardia Nacional de Pennsylvania. La ley marcial va abarcando más y más estados americanos... 

Es un placer releer estas primeras entradas del diario de Alpha Dog. Recrea de maravilla el advenimiento del Apocalipsis zombi.

En algún momento habla del virus del Nilo Occidental, contraído a través de la picadura de un mosquito. Curiosamente, el 12 de agosto de 2002, la CNN publicó un artículo acerca de casos de ese virus en Atlanta, artículo que astutamente enlaza desde su diario. Y entonces pone hasta un mapita de la expansión del virus:

Entonces es cuando todos empiezan a notar como si algo terrible estuviera a punto de tener lugar. Vecinos que se van con la casa a cuestas, miedo en las caras, paranoia generalizada.

El mundo se va al carajo. Ya no se ve un alma por las calles. En las noticias de la noche dicen que una banda de asesinos caníbales han sido tiroteados hasta morir por la policía de Londres. Una pareja volvía de un pub cuando fueron atacados por tres de estos caníbales. Ella consiguió huir y consiguió parar un coche de la policía que no andaba muy lejos. Los tres tipos, en vez de huir, se quedaron mordisqueando al marido. Tanto la mujer como el policía resultaron heridos. ¿Se trata de un culto satánico o qué?

Este tipo de ataques caníbales empieza a repetirse por doquier. Están enfermos o drogados, dicen los testigos oculares. Él decide meterse en casa con su equipo de radioaficionado escuchar las transmisiones de la policía. La nueva plaga de la locura homicida caníbal se extiende por todas partes. La gente está aterrorizada.

Pero él sigue ahí, pegado al televisor, rodeado por sus inquietos perros, ávido de noticias que compartir con nosotros, sus lectores. Su vecindario parece desolado. Es entonces cuando empieza a prestar atención a lo que hacen los pocos vecinos que quedan a su alrededor.

La policía, el ejército, ambulancias atestan las calles de su barrio. Están evacuando su barrio. Alguien llamó a su puerta pero no quiso abrir. Ha decidido esconderse y vivir por su cuenta y riesgo en compañía de sus perros. Asomándose por la ventana ha visto como eran policías que marcaban con sprays el suelo, muy al estilo del Ángel exterminador. Los noticiarios mienten, la policía miente. La verdad está ahí afuera y él nos la va a contar con pelos y señales. 

También nos ofrece mucha información transcribiendo las conversaciones de la policía que puede captar con su equipo de radioaficionado. Las conversaciones ponen los pelos de punta, os lo juro.

Cada vez las calles están más silenciosas. Él procura hacer el más mínimo ruido al desplazarse por el interior de su domicilio. No puede decir lo mismo de sus perros... Su vecino ha regresado solo a casa. Sube y baja las escaleras de su hogar a toda prisa. ¿Qué le sucede? ¿Y su familia? Tienen lugar los primeros testimonios de que los ataques caníbales son perpetrados por seres humanos fallecidos. Muertos vivientes. ¿Os imagináis estar leyendo el diario apocalíptico de Alpha Dog y descubrir, de pronto, que se trata de muertos vivientes?

Una noche oye disparos en la calle. A la mañana siguiente comprueba que hay cadáveres sobre el asfalto. Su calle acaba convirtiéndose en un auténtico campo de batalla entre el ejército y los muertos vivientes. Su ventana, una butaca exclusiva en la ópera del fin del mundo.  

Me encanta cuando se refiere a los zombis como «those things». El caso es que «aquellas cosas» han invadido por completo el hospital cercano. Han cortado el gas. Su calle está llena de barricadas de cuatro metros de alto dejadas por el ejército que bloquean la carretera. La situación se ha ido de las manos totalmente. Empiezan los saqueos.

Una de las entradas más simples pero más aterradoras: «I can hear them. Outside. I seen them. Fuck. There are hundreds of them».

En las noticias dan las escalofriantes imágenes de un ferry envuelto en llamas en la costa de Norfolk. Mas de 600 pasajeros mueren abrasados. Pero eso se queda en nada en comparación con las imágenes tomadas por un helicóptero donde se ve como Corea del Sur desaparece totalmente bajo las aguas en un abrir y cerrar de ojos.

Su vecino lleva toda la noche haciendo mucho ruido, mucho más del que sería aconsejable. Llegó a oír como caía por las escaleras. Tiempo después, comienza a oirle golpear con los puños las paredes de su casa, completamente ignorante de que más de uno de esos seres está parado frente a su ventana. Si sigue atrayendo a esas cosas estará perdido, y como su puerta está a un metro y medio de la suya, él podría correr la misma suerte. Cree que debería hacer algo para calmarlo antes de que sea demasiado tarde. Se oyen gritos ahogados a través de las paredes... Un momento. ¿Y si su vecino es una de esas cosas? Muerto y encerrado en su casa... Decidido, encierra a sus perros en su habitación, desciende las escaleras con su ballesta en la mano y sale al jardín trasero con la idea de entrar por allí en la casa de su vecino. Pone celo en la puerta de cristal y lo rompe con sumo cuidado. No ha hecho mucho ruido, pero lo ha hecho. Y ahí está su vecino, bamboleándose escaleras abajo. Es uno de ellos, está claro. El pivote de la ballesta le atraviesa el cráneo. Regresa a su casa y tranquiliza a sus perros: «Todo en orden, chicos... solo he disparado a Steve a la cabeza...».

Trataré de ser más escueto, pero es que realmente dan ganas de contaros con detalle todo lo que nos narra el bueno de Alpha Dog. Lo siguiente que tratará de hacer es registrar el resto de casas accediendo a ellas por el patio trasero. Luego se dedicará a observar y describir a la docena de zombis que están entre las dos verjas de su calle: policías y civiles. Una vez eliminados se hará con un buen número de armas, equipo y municiones pertenecientes a los policías. Lleva mucho tiempo sin saber nada de su hermana ni de sus padres. ¿Estarán muertos? Cabe destacar el episodio en que la alarma de una de una casa no cesa de sonar atrayendo a un número creciente de «esas cosas» que se agolpan al otro lado de las vallas...

Luego, Alpha Dog iniciaría una etapa en la cual añadiría algunas imágenes supuestamente hechas por él mismo desde su escondite o del material que va recogiendo y atesorando en su hogar:

Cada vez el diario se va volviendo más intimista, oscuro, pues la mente de Alpha Dog se va perturbando cada día más debido a la soledad, el miedo, el silencio y la pérdida de cordura infligida por la contemplación de atrocidades sin número y la creciente sensación de ser la única persona viva en la Tierra. He aquí un ejemplo:

It was a plague wasn’t it?  
Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. It was real ... wasn’t it? Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Is it still real? Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Will it always be real? Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Can’t sleep. Thinking. Massacre. Pride. Destruction. Courage. Delusion. Rage. Fear. Expectations. Reality.
What is wrong with them?

También podéis bajaros un archivo de mp3 si pulsáis en la siguiente imagen. Se supone que es el audio del trailer de la película basada en el diario de Alpha Dog: Day of the Dog.  

 

Llevo varios días escribiendo esta entrada y es inevitable: uno acaba contagiándose del estilo directo y sencillo de Alpha Dog. Creo que no debo contaros nada más de su diario. Lo que debéis hacer es leerlo vosotros mismos. Es una auténtica perla apocalíptica.

Muchos os daréis cuenta de que la primera parte del famoso Mundocadáver/Apocalipsis Z de Loureiro está fuertemente basado en/influenciado por/plagiado de, lo que queráis, el diario de Alpha Dog. Pero Loureiro siempre defendió que de eso nada, monada. Pero es evidente en sí mismo que mientras el protagonista de AZ permanece en su hogar se están plagiando muchas de las escenas creadas por la brillante imaginación de Alpha Dog. Hay entradas traducidas literalmente, como aquella tan breve e impactante que os mostré con anterioridad. Es cierto, también, que Alpha Dog sabía crear un universo opresivo y claustrofóbico en el cual no se necesitaba nada más a parte de la calle, los chalés, los zombis tras la verja y los perros, y que todo eso a Loureiro, merced a su voracidad, se le quedaba en el hueco de una muela. Así que su abogado, clónico de Alpha Dog, solo que con menos carisma, decide salir de su casa. A partir de ahí no tenemos nada que reprocharle al astuto Loureiro. Pero no se puede negar, bajo ningún concepto, que el débito que tiene Loureriro con Alpha Dog es inmenso, pues inicia su historia plagiando basándose minuciosamente en la de Alpha Dog. Y él, erre que erre, insistiendo en que todo es mérito suyo y que no se fijó en Alpha Dog para nada. Y tenemos el libro, y luego llegará la película. Pero quiero que todos sepáis que Loureiro se sabía de memoria el diario de Alpha Dog, y que no me vengan ahora con lo de que afirmar esto es como decir que todas las películas de gladiadores son plagios de Espartaco. Por favor, que uno hasta se enfada con esta falta de principios, cortesía y redaños para admitir lo evidente. Es posible que muchos de los que leáis este artículo ahora pidáis mi cabeza en bandeja de plata. Yo solo os pido que leáis, en la medida en que podáis, Alpha_Dog.livejournal y luego lo comparéis con la primera parte de Mundocadaver.livejournal. Nada más que eso. Luego me decís qué opináis. 

Y, Loureiro... sinceramente pienso que se te debería caer la cara de vergüenza. Con lo sencillo que hubiera sido reconocer que sí, que alucinaste leyendo el diario de Alpha Dog, como nos pasó a todos los que lo leímos y que dijiste: voy a hacerlo igual, pero en español. Y luego te cansaste de estar encerrado en la casa y saliste y le diste una forma distinta a la historia. Pero no me niegues que la parte de la casa es tan idéntica a la de Alpha Dog, que solo se podría haber realizado a través de una imitación consciente.

 

«YO SOY EL ALFA Y EL OMEGA, EL PRINCIPIO Y EL FIN, EL PRIMERO Y EL ÚLTIMO».
Apocalipsis de San Juan, 22:13

 

[UN ÚLTIMO LINK].

Japonesitas contra los muertos vivientes

En Stacy vimos cómo las adolescentes japonesas eran pasto del virus zombificador y debían ser aniquiladas. Una maravilla de película. Unos años después, vemos que se ha puesto de moda, muy de moda, el hecho de enfrentar a esas adolescentes japonesas contra los zombis más horripilantes y, a ser posible, ligeritas de ropa y armadas hasta los dientes. 

Hace unos meses os hablamos de un claro ejemplo de este género nuevo que satisface a pedófilos y zombifílicos a partes iguales: Onechambara. Bikinis, katanas, pechos entrevistos y zombis por doquier.

Ahora os hablamos de dos películas; una es de hace ya algún tiempo y narra las desventuras del equipo de natación de una escuela japonesa enfrentado a las hordas no-muertas: The Girls Rebel Force of Competitive Swimmers o Joshikyôei hanrangun. Imaginaos a Juana Hasuki enseñando piernas y machacando a los zombis con su saque cañón: «¡Aaaataque!». Pues esto es algo semejante, solo que tratándose del equipo de natación, las posibilidades de ver «carne» se incrementan. Estos japoneses... Pero no creáis que va a ser un despliegue de bañadores japos de esos que parecen un diapasón (Y) que tapa lo justito. Lástima...

La última de este tipo de películas por el momento es Uniform Sabaigaru, una mezcla entre Battle Royal, los power rangers y las películas de zombis. Siete adolescentes en edad de merecer, jeje, van a un parque temático llamado Survival Land. Todo parece fantástico y muy divertido mientras masacran a empleados del parque, hasta que de pronto se dan cuenta de algo no va bien: sus armas son reales, mortíferamente reales, y los empleados del parque, que parecía que fingían estar muertos, están realmente muertos... pero no por mucho tiempo. Están solas y atrapadas en el parque temático, rodeadas por hordas sin número de zombis. Pero tienen katanas y motosierras y los uniformes del colegio llenitos de sangre coagulada...

Esta película se estrenará en Japón este mes de diciembre. Aquí os dejo la web oficial

Más figuritas zombis de Sideshow

Hace tiempo que os hablamos de la serie de muertos vivientes de 12 pulgadas de altura de Sideshow Collectibles. Si en aquel entonces solo contábamos con el paciente cero, el ejecutivo, el doctor y el vigilante, ahora mismo nos podemos encontrar otro nutrido grupo de zombis la mar de interesante. Puede que resulten un buen regalo para estas navidades...

Entre las nuevas figuras de zombis (de 30 cm de altura) destacan las siguientes:

También podéis compraros una camiseta con el logo de las figuritas:

Remake de dos series míticas: The day of the Triffids y Survivors

(Hoy ración doble de artículos, para que tengamos carne fresca para todo el fin de semana).

La BBC se ha puesto las pilas para evitar que E4, el canal de Dead Set, le siga comiendo el terreno.

Hace una semana y pico emitió el primer episodio del remake de la serie apocalíptica de mediados de los 70 que enloqueció a la sociedad británica: Survivors, de Terry Nation.

Un virus letal acaba con un altísimo porcentaje de la población y solo unos pocos consiguen sobrevivir. Ahora tendrán que seguir luchando por la supervivencia. Parece que se leyeron los manuales de Big Daddy y los libros de John Seymour, pues su objetivo es crear una sociedad basada en la agricultura. La serie original era una auténtica maravilla que mostraba con pelos y señales cómo se erigía una nueva sociedad partiendo de las cenizas del mundo urbanita, industrial y capitalista.

 
Menuda historia que hay que montar con el cabernet sauvignon... 

Bien, pues la BBC ya está, como decía, emitiendo el remake de tan tremenda serie apocalíptica. Aquí os dejo la web oficial donde podréis ver algunos vídeos.

Pero la BBC no se queda ahí. No contenta con el remake de la serie apocalíptica de los 70, ahora está preparando el remake de, nada más y nada menos, The Day of the Triffids, el equivalente apocalíptico de la anterior pero en los 80.

Ya os hablamos en su día del libro de John Windham, una maravilla, y en más de una ocasión hemos hablado de la serie original. La humanidad entera (o casi) se pasa la noche en las calles contemplando una fabulosa lluvia de estrellas. Al día siguiente, todos los que contemplaron el espectáculo están ciegos. Por otro lado, en los últimos años se ha desarrollado una industria alrededor de una planta fabulosa y peligrosa a partes iguales: el trífido. Su aceite es fantástico. En un principio solo lo poseía la URSS, pero un rollo de espías en plan guerra fría acaba con millones de semillas de trífido sueltas por la troposfera y, como resultado, el surgimiento de trífidos por doquier como si fueran malas hierbas. Los trífidos son criados en plantaciones donde se les tiene confinados, porque los trífidos son plantas pero pueden desplazarse y, dicen algunos, que hasta comunicarse entre ellos. Pero el mayor peligro lo tienen alojado dentro de su corola: un aguijón sale del interior como un látigo e inocula un veneno mortal a su víctima, que muere a los pies del trifido, momento que aprovecha este para nutrirse del cadáver descompuesto a través de sus raíces (absorbe los nutrientes que el cadáver deja sobre el terreno). A los trífidos, tanto a los que eran cultivados por su aceite como a los que se dedicaban a labores meramente decorativas (¡ponga un trífido en su jardín, oiga!), les era extirpado el aguijón, que volvía a crecer, por lo que debía ser extirpado con regularidad.  

¿Y qué pasa ahora cuando toda la maldita humanidad está ciega? Que los trífidos escapan al control humano y la lían muy pero que muy gorda. Es decir, que el ocaso de la humanidad lo provocan los trífidos pero no en sí mismos, sino debido a un cúmulo de circunstancias: si la humanidad no hubiera sido cegada por la lluvia de estrellas esto nunca habría ocurrido. Esperemos que este factor se mantenga en el remake, pues resulta muy atractivo a mi modo de ver y dota al conjunto de una dimensión fatalista muy interesante. Lo grande de esta serie, cuyo comienzo os resultará familiar, pues Danny Boyle lo empleó para su británica 28 days later, es que es una serie de zombis sin zombis. Aunque el papel de muerto viviente lo desempeñan a la perfección tanto los trífidos como los ciegos.

Aquí podéis ver un vídeo que recoge imágenes de varios momentos de la serie original.

Parece que la acción del remake de los trífidos se emplazará en el año 2011, cuando la sociedad está buscando una salida al agotamiento de los combustibles fósiles (quizá dos años sean pocos, no sé...). De momento no sabemos nada más del remake. Pero estamos a la espera...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Escalera improvisada

Si os preguntabais cómo bajar de vuestra casa a la calle (con el fin de aprovisionaros en la panadería de la esquina) y sortear a los zombis que hay en la escalera de vuestro edificio (Dios, llevan 3 días aporreando la puerta, ¿no descansan nunca esos bastardos?), Big Daddy nos trae la respuesta en forma de escalera improvisada

También resultaría un implemento perfecto para ubicar tu refugio en una gruta de una pared rocosa inaccesible de otra manera.O para llevarla siempre contigo en la mochila durante las operaciones de aprovisionamiento en el exterior. Por otro lado, confeccionar cada uno de sus nudos puede ser un pasatiempo ideal para una lluviosa y fría tarde postapocalíptica.

Aftermath

No se trata del corto necrofílico y necrofágico de Nacho Cerdà, sino de una película independiente canadiense de zombis prevista para el año que viene. 

El cartel no dice mucho, aunque el primero que sale siempre es poca cosa y muchas veces nada tiene que ver con la película. Esto me recuerda al primer cartel de Mortuary de Tobe Hoper. La niña zombi aquella con todos esos muertos vivientes en lontananza y ella con su osito ensangrentado en brazos por en medio del bosque. Bien, ese fue un claro ejemplo de que cuando no resulta nimio bien puede ser porque la película sea un auténtico bodrio, y de que, efectivamente, nada tenía que ver con la película. 

Ha tenido lugar el tan temido Apocalipsis Zombi y contemplaremos las desventuras de seis personas que huyen de la ciudad y se internan en el bosque con el fin de sobrevivir. La película se centra en los puntos de vista de estos seis supervivientes para mostrarnos la belleza y el horror de la condición humana.

Poco más podemos extraer de su página web. La rescato porque confío en QuietEarth y porque esa insistencia en la psicología de los personajes me seduce mucho más que un mata-mata de zombis de 85 minutos de duración.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres